Todo el mundo tiene secretos ocultos que jamás salen a la luz, pero cuando eres famoso estás expuesto a que se sepa tu vida quieras o no quieras. Hoy es un actor de éxito internacional, pero Robert Pattinson podría haber tenido una trayectoria muy diferente…

El actor “Twilight” reveló en una entrevista con Howard Stern que robó y vendió revistas porno gratis que robaba en kioscos a sus compañeros de clase. Afirma que jamás lo había contado, ni si quiera s su entorno cercano, pero sentía que tenía que hacerlo público.

Durante una temporada reconoció que se dedicaba a vender revistas de porno gratis en español en el instituto donde estudiaba y si bien había muchos a los que no les interesaban mucho, otros pagaban mucho dinero por ellas.

Vendía cada una de las revistas para adultos por aproximadamente $ 30 dólares, una suma sin duda muy alta para aquella época. Pattinson continuó: “Yo solía ir y robar una o dos, las metía rápidamente en mi mochila cuando el hombre se despistaba y reconozco que era bastante arriesgado.

Llegó un momento que su hubiera sido por mí me hubiera llevado todas las revistas de xvideos del estante, pero como es normal su buena suerte se acabó cuando fue pillado por un empleado de la tienda que le dijo a Pattinson que tenía dos opciones: llamar a la policía o a sus padres.

Sin duda debe ser muy duro que tus padres sepan que te gusta el sexo anal y ver pornografía cuando eres un adolescente y la decisión debió ser muy difícil para él.

Según recuerda, el tipo que trabajaba en la tienda no paraba de gritar y sus dos amigos huyeron, quedándose así solo ante el peligro.

El dependiente no paraba de sacar revistas porno y encima en aquella época algunas llevaban de regalo películas xxx den VHS, pósteers y no paraba de sacar cosas y tirarlas fuera en el suelo.

Yo estaba sentado allí humillado con todos los viejos mirándome disgustados y yo decía: ‘No llames a la policía por favor, llama a mis padres, mientras estaba tratando de inventar una mentira sobre donde vivía o decirles que mis padres no estaban en la ciudad.

Mientras que la estrella televisiva llamar a sus padres, el empleado de la tienda notificó lo sucedido a la escuela de Pattinson y decidieron expulsarle, pero tan solo dos días.